Un despacho con estilo escandinavo

El otro día hablamos del estilo nórdico o escandinavo y hoy vamos a ver una estancia concreta decorada de esta forma: el despacho.
[!adsenseamp!]
Un ambiente de trabajo en casa debe estar diferenciado del resto, en otra habitación, aislado de las zonas de ocio y descanso. Si trabajamos en casa, este aspecto es fundamental para desconectar y poder compaginar nuestra vida diaria con el trabajo.

Lo importante del despacho en casa es que sea cómodo y tranquilo. Dependerá de las dimensiones que tenga la estancia para poder acondicionarla de una u otra forma, pero si tenemos sitio podemos incluir un sofá o sillón donde poder sentarnos a leer, inspirarnos o descansar un poquito si lo necesitamos, y la mesa de trabajo, con o sin ordenador, según el trabajo que llevemos a cabo.

¿Y cómo crear un despacho con estilo escandinavo? Existen muchas combinaciones, pero atendiendo a las características propias de esta decoración, el lugar tendrá una predominancia del blanco con toques de madera y plantas, esto contribuirá a crear un ambiente tranquilo relajado, acogedor, un lugar en el que poder trabajar y casi no notarás que estás en casa. Si queremos introducir algo de color optaremos por tonos muy neutros y suaves, se trata de lograr un ambiente cálido y sosegado en el que estemos a gusto trabajando. Colores más fuertes podemos incluirlos en los detalles, algún elemento decorativo que contraste con el blanco o los crudos, pero pequeño y a modo de guiño.

Los muebles con líneas rectas, sencillos, son perfectos para este tipo de despachos. No debe faltar la luz natural, que hará que nuestra vista se encuentre a gusto, y nosotros, también. Puedes añadir toques personales como alguna foto, una lámina, pero no lo recargues mucho. Elijamos el estilo que elijamos para un despacho, cuanto menos cosas tenga, mejor. Y si optamos por el estilo nórdico o escandinavo esto deberemos cumplirlo más si cabe. En el despacho es imprescindible también que reine el orden. Coloca bandejas, cajas, algún cesto, una pizarra… En un ambiente nórdico tan blanco, tan minimalista, no cabe el desorden.
[!adsense!]
Y es que debemos aprovechar la oportunidad que tenemos de poder disponer de un espacio propio de trabajo en nuestra casa para acondicionarlo de la mejor forma posible, personalizado, un lugar especial; el estilo escandinavo o nórdico, al ser tan luminoso, blanco, sencillo, nos ayudará a trabajar más tranquilos y relajados, en un ambiente muy acogedor y cómodo que sin duda nos ayudará a concentrarnos e inspirarnos. ¿A qué trabajarías muy a gusto aquí?

Visto en www.smittenstudioonline.com
Visto en www.smittenstudioonline.com

 

La imagen principal la he visto en www.alittlebirdyblog.com.

Written By
More from Margot
Cómo preparar tu terraza para el verano
Vale. Todavía no ha llegado la primavera y ya estoy diciendo cómo...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *